ENCUENTRO IGNACIO LARRANAGA PDF

Centro de gravedad Para cantarte, mi Seor Jess, cmo me gustara tener ojos de guila, corazn de nio y una lengua bruida por el silencio! Toca mi corazn, Seor Jesucristo; tcalo y vers cmo despiertan los sueos enterrados en las races humanas desde el principio del mundo. Todas nuestras voces se agolpan a tus puertas. Todas nuestras olas mueren en tus playas.

Author:Kajizil Bralabar
Country:Saint Lucia
Language:English (Spanish)
Genre:Science
Published (Last):11 August 2017
Pages:340
PDF File Size:3.77 Mb
ePub File Size:16.93 Mb
ISBN:779-5-82847-620-5
Downloads:44864
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Arashizshura



Para que nuestra amistad sea perfecta, t me asocias a tus sufrimientos y alegras, compartes conmigo tus esperanzas, Me invitas a colaborar en tu obra redentora, a trabajar contigo con todas mis fuerzas. Quieres que nuestra amistad para m mismo y para los dems. Dios amigo del hombre, Creador amigo de la creatura, Santo amigo del pecador. Al ofrecimiento de tan magnfica amistad, quisiera corresponder como T lo esperas y mereces, procediendo siempre como tu amigo.

Te di tan poco iTe di tan poco, Seor Jess, pero T hiciste de eso algo tan grande! Te di tan poco, de verdad, tan poco, y con tan poco entusiasmo y alegra. Sin embargo, T sabes que en ese "poco" yo quise poner todo mi corazn. T ves el fondo de m mismo, con mi deseo de darte mucho ms: Como transformas mi pobreza en riqueza, y mi vaco en plenitud, toma mi don tal como es, toma tambin todo lo que l no es a fin de que en m haya entrega total, con mi propia miseria, y sea todo de nuevo recreado por el poder soberano de tu amor.

Necesitamos de Ti Necesitamos de Ti, de Ti solamente, y de nadie ms. Solamente T, que nos amas, puedes sentir por todos nosotros que sufrimos, la compasin que cada uno siente en relacin consigo mismo. Slo T puedes medir qu grande, qu inconmensurablemente grande es la necesidad que hay de Ti en este mundo, en esta hora.

Todos necesitan de Ti, tambin aquellos que no lo saben, y stos necesitan bastante ms que los que lo saben. El hambriento piensa que debe buscar pan y, mientras tanto, tiene hambre de Ti. El sediento juzga necesitar agua, mientras siente sed de Ti. El enfermo se ilusiona en desear salud; su verdadero mal, sin embargo, es la ausencia de Ti.

Quien busca la belleza del mundo, sin darse cuenta te busca a Ti, que eres la belleza plena. El que en sus pensamientos busca la verdad, sin darse cuenta te desea a Ti, que eres la nica verdad digna de ser conocida.

El que se esfuerza por conseguir la paz, est buscndote a Ti, Unica Paz donde pueden descansar los corazones inquietos. Ellos te llaman sin saber que te llaman, y su grito es, misteriosamente, ms doloroso que el nuestro. Te necesitamos. Ven, Seor. Tu rostro busco, Seor Deja por un momento tus preocupaciones habituales, hombre insignificante; entra por un instante dentro de ti mismo, alejndote del tumulto de tus pensamientos confusos y las preocupaciones inquietantes que te oprimen.

Descansa en Dios por un momento, descansa slo un instante en El Entra en lo ms profundo de tu alma; aleja de ti todo, excepto a Dios y lo que te pueda ayudar a encontrarlo. Cierra la puerta de tu habitacin, y bscalo en el silencio.

Di a Dios con todas tus fuerzas, dselo al Seor: "Busco tu rostro. Tu rostro busco, Seor". Si no ests en m, Seor, si ests ausente, en dnde te encontrar? Si ests en todas partes, por qu no te haces aqu presente? Es cierto que habitas en una luz inaccesible, pero en dnde est esa luz inaccesible?

Quin me guiar y me introducir en esa luz para que en ella te contemple? En qu huellas, en qu signos te reconocer? Nunca te vi, Seor y Dios mo, no conozco tu rostro. Dios Altsimo, qu har este desterrado lejos de Ti? Qu har este servidor, sediento de tu amor, que vaga lejos de Ti?

Desea verte, y tu Rostro est muy distante de l. Desea reunirse contigo, y tu morada es inaccesible. Arde en deseos de encontrarte, e ignora dnde moras. No suspira, sino por ti, y nunca vio tu Rostro. Seor, T eres mi Dios. T eres mi Seor, pero no te conozco. T me creaste y me redimiste. T me diste cuanto tengo, pero an no te conozco.

Fui creado para verte, y an no pude alcanzar el fin para el que fui creado. Y T, Seor, hasta cundo nos olvidars, hasta cundo esconders tu rostro? Cundo iluminars nuestros ojos y nos mostrars tu Rostro? Seor, escchanos, ilumnanos, revlate a nosotros. Atiende a nuestros deseos, y seremos felices. Compadcete de nuestros trabajos y de los esfuerzos que hacemos para llegar a Ti, ya que sin Ti nada podemos. Ensame a buscarte, mustrame tu Rostro , porque si T no me lo enseas no te podr encontrar.

No te podr encontrar si T no te haces presente. Te buscar desendote, te desear buscndote. Amndote te encontrar. Encontrndote, te amar. Elevacin Oh mi Dios, Trinidad que adoro, aydame a desentenderme por entero de m mismo, para instalarme en Ti, inmvil y pacfico, como si mi alma residiera ya en la eternidad. Que nada pueda perturbar mi paz ni desligarme de Ti, oh mi Inmutable, y que, a cada minuto, me abisme ms profundamente en tu Misterio. Pacifica mi alma. Haz de ella tu morada anhelada y el lugar permanente de tu descanso.

Que yo jams te abandone, sino que quede enteramente inmerso en Ti, todo atento en mi fe , en actitud de adoracin, y entregado por completo a tu accin creadora. Oh Cristo amado, crucificado por amor, cunto deseara cubrirte de gloria ; cmo deseara amarte hasta morir.

Pero siento mi impotencia ; por eso te ruego: revsteme de Ti mismo, identifica mi alma con todos los movimientos de tu corazn. Sumrgete en m. Compentrame y envulveme. To19 ma mi lugar, a fin de que mi vida sea una irradiacin de la tuya.

Instlate en m como Adorador, como Reparador, como Salvador. Oh Verbo, oh Palabra de mi Dios, quiero pasar mi vida escuchndote, quiero ser enteramente dcil, para aprender todo de Ti. Y despus, a travs de todos los vacos, de todas las noches, de todas las impotencias, quiero tener siempre los ojos fijos en Ti , y quedar bajo tu gran luz.

Oh mi astro querido, fascname , a fin de que yo no pueda salir del crculo de tus rayos. Oh fuego devorador, Espritu de Amor, ven a m para que en m se opere como una nueva encarnacin del Verbo.

Que yo sea, para El, una nueva humanidad en la que El renueve su Misterio. Y T, oh Padre, inclnate sobre esta pobre criatura , cbrela con tu presencia; contempla en ella tan slo a tu Bienamado Hijo, en quien pusiste todas tus complecencias. Oh mi "Tres", mi Todo, mi Beatitud, Soledad infinita, Inmensidad en la que me pierdo ; me entrego a Ti por entero; sepltate en m para que yo me sepulte en Ti, en la esperanza de llegar a contemplar en tu luz, el abismo de tu grandeza.

Invocacin al Espritu Santo Ven, Espritu divino, manda tu luz desde el cielo. Ven, dulce husped del alma, descanso de nuestro esfuerzo, tregua en el duro trabajo, brisa en las horas de fuego, gozo que enjuga las lgrimas y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma, divina luz, y enriqucenos. Mira el vaco del hombre si t le faltas por dentro ; mira el poder del pecado cuando no envas tu aliento. Riega la tierra en sequa, sana el corazn enfermo, infunde calor de vida en el hielo, doma el espritu indmito, gua al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones segn la fe de tus siervos. Por tu bondad y tu gracia dale al esfuerzo su mrito; salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno. Consolacin en la angustia Seor, Seor. No puedo ms. Vengo de una larga noche; estoy saliendo de las aguas saladas. Ten piedad. La soledad es una alta muralla que me cierra todos los horizontes. Levanto los ojos y no veo nada.

Mis hermanos me dieron la espalda y se fueron. Todos se fueron. Mi compaa es la soledad; mi alimento la angustia. No quedan rosas. Todo es luto. Dnde ests, Padre mo? Una cruel agona se me ha detenido, congelada, en lo hondo de las entraas. Dame la mano, Padre; apritamela; scame de este negro calabozo. No me cierres la puerta, por favor, que estoy solo.

Mis gritos I! Despierta, Padre mo. Dame una seal, siquiera una, de que vives, de que me amas, de que ests aqu, ahora, conmigo. Mira que el miedo y la noche me rondan como fieras , y slo me quedas T, como nica defensa y baluarte.

Pero yo s que la aurora volver, y me consolars de nuevo, como una madre consuela a su nio pequeo; y la armona cubrir los horizontes, y ros de consolacin corrern por mis venas.

Regresarn mis hermanos a mi presencia, y habr de nuevo espigas y estrellas; el aire se henchir de alegra y la noche de canciones, y mi alma cantar eternamente tu misericordia, porque me has consolado.

LE TEXTE EXPOSITIF PDF

Ignacio Larranaga Encuentro Manual de Oracion

Mazurn Transfiguration by Ignacio Larranaga,available at Book Depository with free delivery worldwide. Here, told in a vivid and original way, is the full story of igancio life of St. Loading… Sorry, out of stock. Your recently viewed items and featured recommendations. They will become the transparent witnesses of God.

INCOTERMS 2010 WALL CHART PDF

Ignacio Larrañaga - Encuentro.pdf

.

AMPUTASYON NEDIR PDF

Libro: ENCUENTRO del Padre IGNACIO LARRAÑAGA en PDF

.

Related Articles