CUENTO EL CAPOTE DE GOGOL PDF

No se siente alienado, ni uncido a un yugo intolerable. Su pundonor profesional le ha provocado unas severas hemorroides, pues pasa muchas horas sentado. En mayor o menor grado, la fe impregna toda su obra. Vivimos en mundo absurdo y grotesco, habitado por demonios y contaminado por la servidumbre de la materia. Carece de curiosidad. Come por necesidad, sin experimentar placer.

Author:Gujinn Gunris
Country:Ethiopia
Language:English (Spanish)
Genre:Politics
Published (Last):14 March 2011
Pages:218
PDF File Size:10.60 Mb
ePub File Size:5.33 Mb
ISBN:859-6-98355-391-3
Downloads:33010
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Malagul



Nuestro hombre se llamaba Akakiy Akakievich. Volvieron otra hoja del almanaque y se encontraron los nombres de Pavsikajiy y Vajticiy. En el departamento nadie le demostraba el menor respeto. En su cara se reflejaba el gozo que experimentaba. Si le hubieran dado una recompensa a su celo tal vez, con gran asombro por su parte, hubiera conseguido ser ya consejero de Estado. Y desde entonces le dejaron para siempre de copista.

Nunca pensaba en su traje. Y siempre se le quedaba algo pegado al traje, bien un poco de heno, o bien un hilo. Akakiy Akakievich estaba disgustado por haber llegado en aquel preciso momento en que Petrovich se hallaba encolerizado. Akakiy Akakievich se dio cuenta de todo esto y quiso, como quien dice, tomar las de Villadiego; pero ya no era posible. Esta es la costumbre de todos los sastres y es lo primero que hizo Petrovich.

Es una prenda gastada. Es un asunto muy malo. Si no tengo dinero para ello. Esto le hizo mirar en torno suyo y volver a casa.

Cuando vio salir a la mujer de Petrovich, fue directamente a su casa. Todo estaba cosido con seda y a dobles costuras, que el sastre repasaba con sus propios dientes estampando en ellas variados arabescos. Por fin, Petrovich le trajo el capote.

Al entrar en el recibimiento, Akakiy Akakievich vio en el suelo toda una fila de chanclos. Los escribientes no se atrevieron a replicar y uno de ellos fue a anunciarle al Comisario. Se fue sin saber si el asunto estaba bien encomendado. Y de esta forma llegaba el asunto a sus manos. La base principal de su sistema era la severidad.

Ahora no tengo tiempo -dijo la alta personalidad. Por fin. Yo, excelencia, me he atrevido a molestarle con este asunto porque los secretarios…, los secretarios… son gente de poca confianza..

Le sacaron fuera casi desmayado. Caminaba en medio de la nevasca que bramaba en las calles, con la boca abierta, haciendo caso omiso de las aceras. Y de este modo se enteraron en la oficina de la muerte de Akakiy Akakievich.

FRONTIERS OF ELECTRONIC COMMERCE KALAKOTA WHINSTON PEARSON PDF

El capote de Nikolái Gógol

.

BYO 150 CLASSIC CLONE RECIPES PDF

El capote, un cuento de Nikolái Gógol

.

IPECAC KURT VONNEGUT PDF

“El capote” de Nikolái Gógol

.

Related Articles